martes, 29 de noviembre de 2011

puente

   Cuánto tiempo se puede tener una verdad en frente sin reconocerla como tal? Cada uno con sus procesos, el tiempo no existe... hay quienes tardan más, hay quienes ya aprietan verdades entre las manos en este momento y aunque quemen como bolas de fuego los dedos que exigen un movimiento aliviador, la luz de esas llamas ofrece la belleza necesaria para atravesar la espera.






...yo cruzaré los dedos

miércoles, 23 de noviembre de 2011

viajar a los deseos

   El sol ha caído, las luces artificiales se apoderan de las calles, los automóviles se mueven a diferentes velocidades en el entorno, eleva la mirada y los edificios son pasajeros de un paisaje que se desvanece metro a metro. La urgencia que suplica el descanso con frecuencia es obstaculizada por el color rojo estacado en las esquinas. Suspiran otras bocas despreciando la demora con expectativas de que el aire que brota de sus pulmones empuje al móvil que los aproxima a su destino. 
  Los pies oprimidos en el calzado, ansiosos por caminar. Una de sus manos sostiene la cabeza como si fuera a caer y rodar por el piso, la incomodidad del asiento obligaba a mantener los ojos abiertos hacia afuera y recorrer lugares que antes fueron escenarios de su historia. En ese momento solo los veía pasar, rápidamente y de lejos, sin intenciones de detenerse. Llevaba puestos los auriculares, que protegían sus oídos de palabras mediocres, pero las voces que penetraban directamente en sus sentidos presagiaban otra caminata nocturna, entre reflexiones y recuerdos, que empezaban a hacerse presentes. 
   Minutos después olvida la existencia del suelo y se pierde en el aire, proyecta deseos en él, se abren las fronteras entre lo concreto y lo imaginario, una película que pretende ser real se manifiesta y su cuerpo levita por un largo sendero hasta los confines de su mente, en un sitio en donde no tienen lugar ningún tipo de explicación científica. Sus ojos ahora brillan más, reflejados en un vidrio se ven cansados, pero ávidos y expectantes de que esa irrealidad se haga parte de sus días. Han pasado las horas, han pasado los días y sigue siendo la mañana después. 






"Que aprenderás a vivir de acuerdo a lo que sientas"


martes, 22 de noviembre de 2011

domingo, 20 de noviembre de 2011



I´ve waited here for you...
 Everlong



y sigo acá

   En un mes como este, hace un año, emergían por primera vez a la luz mis palabras a través de este medio. Tras una temporada conmigo misma me vi envuelta en un manojo de errores y con un montón de palabras que no quería tirar al viento, las cuales encontraron aquí la forma de existir. Me propuse empezar de cero, reafirmando mis convicciones y atándome a la esencia que me caracteriza y que a decir verdad, muy pocos conocen. 
  Durante este periodo, pase por algunas tormentas pero también por otros plagados de mucho placer, con el objeto de sentir, traté de no privarme de mis deseos y dejarlos fluir. Cuando ello tuvieron como final, al dolor invadiendo mis días, también deje que fluya, para que de a poco pueda liberarme y conseguir lecciones. Hoy puedo ver las cosas con más altura pero no con soberbia, dado que a esa altura la conseguí saltando para poder salir de los pozos en los que alguna vez caí. 
   Se acerca el fin de otro año en el calendario, miro para atrás y veo tremendamente lejos a la persona que fui, creo que se lo debo al hecho de haber explotado el tiempo y las vivencias al máximo. Observo también el archivo de este blog, muchas historias se hicieron presentes, propias y ajenas, fueron transportadas a otro plano para que distintos personajes puedan representarlas y hacer más claras algunas ideas. Haciendo una lectura de aquellos escritos, pude darme cuenta que pude obtener lo quise, y pude hacerme cargo de las consecuencias que significo en cada caso; aprendí que nada es incondicional, ni la amistad, ni el amor; que todo puede ser mejor, como puede ser peor, pero depende de uno mismo; me di cuenta de que el amor me paso de cerca un par de veces. Pero tranquilos que no soy tan egocéntrica, he notado entre otros, que me sigo equivocando y sinceramente no sé hasta cuando va a suceder, no soy conformista pero prefiero pensar que estos errores y sus derivados fracasos me están preparando para que cuando tenga una oportunidad real de ser feliz, no se me escape. 
   Llegando al final del undécimo año del siglo, no creo que haga algún nuevo balance de este blog, si es que así podemos llamar a esto, por ello voy a resaltar que me sorprende la cantidad de visitas que tiene. Para mí son bastantes y desde ya agradezco a las personas que se detienen a leer aunque no me hagan notarlo más allá de un contador de visitas, a los que me dejan y dejaron sus perspectivas les digo, su tiempo es muy valioso... les agradezco que me lo hayan regalado. Y puntualmente a un ahora antiguo seguidor que dejo plasmadas palabras y sonrisas... te agradezco el hecho de haber formado parte de este blog. 
   Los nuevos tiempos prometen nuevos caminos, con la certeza de que lo único constante es el cambio, puedo percibir que en lo sucesivo se avecinan modificaciones trascendentales en mi vida, el nuevo verano podría sorprenderme invitándome a despojarme de algunos detalles importantes que hacen a la rutina, el desafío sera entonces atravezar aquellos vientos de frente y manteniendo firmes las convicciones. Me dispongo mientras a tanto a festejar todo lo que he vivido, lo bueno con cada sonrisa y momento de placer, lo malo con cada lágrima que forjó mi camino hasta este lugar, mi familia, mis amigos, los amores que fueron y los que van a llegar. Voy a festejar mi soledad, quien va estar conmigo siempre soy yo misma. 


Vivir es festejar.
   

lunes, 14 de noviembre de 2011

inmóvil

  No van a abandonarse, pero tampoco van a quedarse. El miedo tiene dos efectos: paraliza o empuja. Paraliza cuando tenes algo que perder, empuja cuando solo hay posibilidades de ganar. Lo desconocido asusta, pero cuando da vueltas el misterio en cuestiones del amor, la curiosidad pierde valor y el miedo se viste de cautela para enterrar tus palabras.
   No van a abandonarse, en nombre del amor van a transitar caminos que conducen siempre a la misma noche. No van a quedarse, todavía... sera cuando enredados en las estrellas, se quiten las vendas y descifren que sus miradas siempre han dicho más que aquellas oprimidas palabras. 









domingo, 13 de noviembre de 2011

" Miro pa´lante recordando que hice mal es el camino más recto pa no volver a fallar... Que la vida no es tan larga y no hay tiempo que perder en vivirse lamentando por como pudo ser... La estrella que perseguimos no se puede apagar, los sueños que me obligan cada día a despertar no son cuento y siento que el presente como tal puede ser tu futuro así que a despabilar.."





Easy for you to say
Your heart has never been broken
Your pride has never been stolen
Not yet not yet

martes, 8 de noviembre de 2011

existir MODE ON

No puedo
Yo puedo

   Dos palabras, misma cantidad de caracteres, misma cantidad de tiempo invertido en escribirlas, misma cantidad de esfuerzo. Lo único que cambia es una letra, "N de no" o "Y de yo"... manejalo. 
   Probablemente fui muy directa, pero es un llamado a la reflexión. Hoy empecé a leer un libro que promete ser muy bueno, la historia por ahora consiguió capturar mi atención y la redacción es sublime, aunque lo que en él se relata esta basado en una situación oscura y muy tensa. Tengo muchos deseos de continuar con la lectura pero un ligero dolor de cabeza y un lunes muy laboral me llevaron a intentar buscar relajarme a través de otros escritos. Di vueltas por algunos blogs ajenos, y me encontré con palabras de indignación, anécdotas pasadas, música, cuentos, declaraciones y deseos que parecen súplicas, entre otros. Ahora bien, creo que volví a caer en la cuenta de que a la mayoría le gusta sentirse mal. 
   Quizás en algunos años encare una investigación científica al respecto, seguramente ya la hicieron, pero hay cosas que no las termino de entender. Es como el tema de las películas de terror, detesto las películas de terror. Pero hay un montón de personas que las miran sabiendo que no tienen miedo, tienen pánico a determinadas cuestiones, después se sienten mal, no pueden dormir, se quedan perturbados. Por eso yo no las miro, cuál es la gracia de mirar algo que de antemano sabes que te va a dejar mal? Pero las miran igual,  teniendo la posibilidad de buscar otro género, eligen ese tipo de sensaciones. 
   Se que a veces nos topamos con situaciones que nos limitan u obstaculizan el hecho de avanzar, pero en algunos es un patrón constante el sufrir, es algo cíclico que vuelve a comenzar en el momento que determinan un camino propicio para alimentar sensaciones propias del dolor en el marco de una conexión con lo personal para vivir intensamente la forma en las que les tocó existir. Lo absurdo es que, no estoy hablando de quienes han sufrido la pérdida repentina de un ser querido, les ha tocado padecer una dolencia terminal o les cayó un satélite en la casa... a eso si le puede decir que te toca vivir. Estoy hablando de gente que dice No Puedo, tantas veces que se lo cree. 
   Todos sonreímos alguna vez, y sabemos que es hermoso. Todos fuimos felices por lo menos un rato y sabemos que ese rato vale todo lo malo que pueda pasar. Buscalo, que el caparazón gris ya pasó de moda. Que tu existencia no se base en recuerdos de lo que perdiste y si en esperanzas de acumular cosas buenas. No te digo que no mires para atrás, la memoria es algo invaluable, recordá lo bueno para buscar superarlo, recordá lo malo para poder esquivar las piedras, pero no dejes de caminar. 
   No son meras palabras sin sentido, tienen sentido y dirección, de hecho no perdería mi tiempo en escribirlas si no lo tuvieran. No reprimas acciones ni palabras. Mira a tu alrededor, que la vida te abre caminos y solo si abris bien los ojos los vas a poder ver. Vos podés, quiero que seas feliz. 






domingo, 6 de noviembre de 2011

sombra y luz (parte III)

   Una nueva estación había llegado, el viento cálido prometía días soportables, sin embargo un gusto amargo recorría su boca. Salió a buscar lo que quería y su cuerpo se vio envuelto en una tormenta ajena, no se podía ver alrededor con claridad, sus deseos alentaron al objetivo, la sombra bailaba al ritmo de las voces, que una vez extintas declararon la soledad. La lección anterior no contemplaba los inminentes fracasos, que sucedieron, y se seguirán sucediendo, con la intención de conocer, ha recorrido caminos desconocidos y sinuosos, ciertos y errados, pero los últimos son los que más han contribuído al propósito y le han dado que aprender.
   La noche acechaba con retazos de verdad, la forma oscura abstraída en la desilusión opto por el encierro en esa habitación con una ventana, miraba al mundo continuar pero aún así sin querer habitarlo. El ser con los ojos brillantes, imploraba con la esperanza en el pecho un poco de tranquilidad, esa que la sombra le había arrebatado sin piedad para cumplir con el cometido de no cruzarse con otra que pudiera hacerle daño.
   Afuera, el suelo se preparaba para recibir algunas gotas de lluvia, sombra a su lado y luz en la mirada, asomadas en la ventana cubriendose a medias con una vieja cortina, sonaba un disco de rock que contaba historias cargadas de deseos, todos con un mismo fin. Algunos pasos convocaron a otra presencia, quizás atraída por la música que se liberaba a través de la ventana, e irrumpió en la habitación dejando su abrigo del otro lado de la puerta. Aquella persona obeservó a un ser ansioso de vivir, opacado por una sombra atada al miedo y atraída por la mirada que sedujo su atención, apagó las luces desapareciendo los temores junto con su oscuridad. Entonces fueron cuatro los que destellaban y vivieron fuera del tiempo, hasta que el disco terminó.
   Cuando el sol trajo la mañana, la persona se fue sin cerrar la puerta. Antes de retirarse le regaló una sonrisa y le mostró que una sombra no puede encerrarte en tus viejos fracasos, porque hoy tu mirada dice más.

martes, 1 de noviembre de 2011

queda escrito en el paredón

   La verdad es que no vivo de un saludo. No me van a matar si me ignoran cuando me pasan por al lado. Antes hablaban del respeto, pero se ve que con una persona se va hasta el respeto, o nunca entendió que significaba. Repito, no me alimento de saludos ni demostraciones de cortesía. Y después van a querer juzgar lo que no se animaron a conocer. Cuánto más me golpeen más voy a reir, pocos han tenido el privilegio de verme caer, ese derecho se lo reservo solo a quienes me van a levantar del piso. Una noche y un lugar, música y no necesito más, estoy de pie. Saltando para llegar bien alto, con lo que me da fuerza para seguir. 
   Nadie puede juzgar lo que no conoce, pero descubrí que a vos te falta y a mi ya no, no me cae bien la gente cobarde, la gente que se derrota antes de pelear, la gente que vive jugando sin apostar. 


Y hoy será la última vez. 




No es que todo en la vida me salga mal, río siempre
... no se que pensas vos del dolor.