jueves, 29 de septiembre de 2011

on rainy days, swimming in the sound



ON RAINY DAYS WE GO SWIMMING OUT
ON RAINY DAYS, SWIMMING IN THE SOUND
ON RAINY DAYS WE GO SWIMMING OUT.



...YOU KEPT AWAKE DREAMING SOME ELSES DREAM...



miércoles, 28 de septiembre de 2011




...Es un mundo de ilusiones
Mi parque de depresiones
No te asustes
Abre solo para vos...


domingo, 25 de septiembre de 2011

fin de la regresión

   Un collar de perlas adorna un viejo espejo de marco de madera oscuro. Por cada perla ella pide un deseo impropio pero personal, las guitarras invitan a la nostalgia a participar de un cúmulo de sensaciones adulteradas con festejos y libros de extraños autores. 
   En algún bar de Buenos Aires, sobrepasado de gente adulando artificios, hubo lugar para sentarse en el limbo; dando comienzo a la primavera colgó un cuadro en el subte; el subconsciente es rehén de una esquina frente al aeropuerto carente de aviones. Regresó de un viaje corto su vieja amiga y sin mostrar el rostro, habla a través de un piromaniaco que le ha puesto a ella, grampas en las mejillas para dibujar una sonrisa que duele en los labios, que suplican su condena. Su molesta e inquisidora amiga la absolvió a cambio a de lealtad, y la tiene encerrada en un reino plagado de memorias, tropieza en las calles del deseo y cae de rodillas ante la realidad. 
   Es alto el precio por el mediador, las guitarras ahora la apuñalan por la espalda abriendo senderos a aquellas sensaciones que ya fueron lavadas por la nostalgia, convergen en cuerpo y alma como un huracán, con fuerza y crueldad; estalla de deseos y los guarda en un collar de perlas que va a entregar a su amiga e intentar así ganar la libertad, sin intermediarios. Tirana la soledad, ya se hizo presente. 



jueves, 22 de septiembre de 2011

algo en que creer

  Estas palabras surgen de una experiencia religiosa, quédese tranquilo el que se animó a leer, que no voy a hablar de Enrique Iglesias. Me vi en un recinto que hacia mucho tiempo no cruzaba, por cuestiones que escapan a la idea y casi a mi voluntad, pero finalmente volví para cumplir con una tarea. Varias personas sentadas a lo largo del lugar, un muchacho con un micrófono adelante y yo, sentada en el último banco, no por vergüenza, sino porque elegí no mezclarme entre la gente. 
   El del micrófono, propone un tema de conversación, con el propósito de que sociabilizáramos con quién tuviéramos cerca. Casi sin dejarlo terminar de hablar, una mujer que se había sentado al lado me pregunta porqué estaba ahí. Pregunta básica, respuesta fácil y sin vueltas. Cuándo llegó su turno de hablar, no pudo evitar empezar a llorar desconsoladamente, y como parece que tengo complejo de psicóloga, traté de investigar qué la estaba impulsando a llorar. 
   La señora, que duplicaba mi edad, comienza su relato informándome que era muy religiosa, que era una mujer sin hijos y tenía varios ahijados y sobrinos a los que había adoptado como tales, y se encontraba allí porque una de sus sobrinas la había elegido como madrina de confirmación. Lloraba decepcionada, porque no iba a poder lograr ser parte de la ceremonia formal que se realiza en estos casos, iba a fallar en lo que tenía que cumplir o le era solicitado. Para poder entenderla un poco, le pregunto porqué se le hacía imposible asistir, y me responde que tiene cáncer, que el día en cuestión se va a someter a una operación en la que va a perder varios órganos femeninos, pero que si Dios lo quizo así debe ser por algo. 
   El que me conoce sabe que en ese momento hice mucho esfuerzo para no dejarme poseer por el personaje de la Tana Ferro, y decirle de forma rudimentaria algunas verdades. Pero la aflicción de la señora, y sobre todo sus ojos derramando dolor, me hicieron recapacitar y ofrecerle un poco de contención. Entiendo que todos necesitamos algo en que creer, que en el momento en el que estamos desesperados sin encontrar explicación a algo lanzamos plegarias al cielo, a la tierra o a lo que se nos venga en mente, pero creo que el fanatismo hace tornar a esta situación bastante ilógica. 
   Supongo que si le damos el reino, el poder y la gloria a un ser sobrenatural, que jamás en tu vida viste, para justificar todos los actos que se sucedieron y que están por suceder, se nos está pasando un detalle... existimos, actuamos, pensamos, hablamos, y el hecho de que lo hagamos todos en el mismo lugar provoca hechos que a veces escapan a nuestra voluntad, pero tampoco es propia de un Dios. "Gracias a Dios llegó rápido el colectivo y no llegué tarde al trabajo", "si Dios quiere mañana me voy a comprar a los remedios", "Dios quiso que me pasara esto, que tenga cáncer... no voy a poder estar, pero si él lo quiso así debe ser parte del plan que tiene para mí". Te explico, el colectivo llegó a horario y vos llegaste causalmente justo para no esperarlo demasiado, vas a poder comprar los remedios si vos te levantas temprano y vos tenes algunos billetes para comprarlos; y señora... lamentablemente venimos en un envase que a veces falla, pero si usted ama su vida, está bien que luche por defenderla en lugar de asistir a un acto que formaliza una elección que ya está hecha, es más, está en todo su derecho de decir "qué puta suerte tengo" sin tener que pedirle perdón a nadie porque la suerte no se va a ofender si la insulta un poco. 
   Este es nuestro tiempo, nuestra vida, conformada por nuestras elecciones y nuestras experiencias, no hay libro que te enseñe a vivir. Reitero, se que necesitamos algo en que creer, pero podríamos creer en cosas posibles, o en la gente que te da un abrazo cuando lo necesitas sin tener que rogarle nada, personas falibles, a prueba y error cómo vos y yo, y no un superman que oficia de gobernante. Podría haber hecho un hermoso relato que deje el mismo mensaje pero gracias a las leyes existe la libertad de expresión. 












miércoles, 21 de septiembre de 2011

manos

   Dicen que hace un tiempo dos manos se podían estrechar por una amistad, tenían la capacidad de unirse para juntar la fuerza de dos cuerpos y nivelarla cuando fuera necesario. No apretaban, sólo se sostenían. Se aceptaban, de vez en cuando alguna aparecía herida y la otra la acariciaba para aplacar el dolor. Con las uñas pintadas una o en ocasiones las dos, podían llegar con flores o con algún extraño disco para compartir. En épocas en las que el frío castiga, ambas se refugiaban en el mismo bolsillo y la que más rápido notaba la presencia del sol, se encargaba de que la otra pudiera cubrirse de su luz. 
   Dicen que un día, se tomaron con más fuerza y creyeron que sus dedos podrían quebrarse. Casi como un acto reflejo, se soltaron para evitar lastimarse. Una de ellas permaneció inmóvil, los anillos con puntas relucientes que su compañera lucía por esos días, lastimaron sus extremidades y la sangre sucia que se había derramado ya no la hacía tan bella. La otra, por el contrario, comenzó a agitarse, en la aparente búsqueda de alguna que cubriera sus expectativas de belleza y la cual pudiera tomar, no vio tal cosa en ese lugar, y por ello decidió marcharse. 
   Un nuevo invierno llegó y el aire helado se aproximó para intentar rasgar la piel. Una mano se ocultó bajo un guante verde muy grueso para defenderse del frío decorado con soberbios destellos que surgían de piedras preciosas, pegadas en líneas estrictas que había trazado con urgencia. La mano más pequeña se ocultó en un guante violeta que había tejido en algunas noches, de un lado le cosió algunas estrellas, del otro tapo algunos agujeros que por orgullo no quería mostrar ya que no quería que la otra viera la sangre sucia, si se la llegara a cruzar. 
   Finalmente se las vio bajo la misma luna y en la misma ciudad. El invierno se fue y ya casi no se recuerdan las heladas por acá. Las dos con sus guantes aunque se percibieron no se pudieron encontrar, tanto guante no es necesario pero no se lo pudieron sacar. La mano pequeña se asomó por un agujero y pudo distinguir su figura, añora las caricias que fueron pero no tuvo el valor de irlas a buscar. Quizás sea el momento de dejar de ocultar. 








sábado, 17 de septiembre de 2011

   La lluvia nocturna aniquilada por el sol del amanecer,que adorna con flores que acercan la primavera, lo que horas atrás encontraba su refugio en el sonido de las gotas golpeando una ventana cerrada, las manos negligentes vibraron sin hogar, la espalda sangraba... luego el agua ácida que se derramaba en la ciudad se llevó la sangre y las pestañas permanecieron inmóviles. 









What kind of beer? 






"I always tell the girls, never take it seriously, if ya never take it seriosuly, ya never get hurt, ya never get hurt, ya always have fun, and if you ever get lonely, just go to the record store and visit your friends"- Penny Lane.




jueves, 15 de septiembre de 2011

over and out

   

   Incontables las canciones que me circundan en la mente, la primera es la que  se puede disfrutar más arriba, letra y música increíbles, interpretada por unos muchachos que para mi entender son enormes. Hace días que busco expresarme y sólo puedo hacerlo  a través de la música. La frase que ahora se aproxima a mis dedos dice que la esencia de la vida es la simpleza, pero la nuestra cada vez es más compleja, propia de una canción que se llama fluir, siempre fui una persona de las que se deja llevar, no de forma promiscua, quizás alguien que lee los relatos que dan vueltas por acá lo puede llegar a entender. Dejarse llevar, un estandarte de mis días pasados del que nunca me arrepiento, pero padezco y es así como la ironía termina saltando frente a mi. 
  Parece que este relato está encarado desde lo personal, me presento entonces, soy una mujer que a veces habla como anciana y otras tiene rasgos muy adolescentes. Mi nombre no importa, somos más que las letras de un nombre.Tengo una familia que me formó, y otra que elegí, hermanos de ruta por los que daría todo lo que soy, por eso alguno se fue con todo lo que fui, pero sigo esperando que vuelva a compartirlo conmigo. Soy mi pasado, con más errores que aciertos, pero dicen que de eso se aprende, soy lo que aprendí. Soy la música que escucho, mi corazón es punkie y no puedo negarlo, pero muchas veces cambio el tono de voz y algún otro estilo me identifica. Con lo anterior dije bastante, como buena punkie creo en la revolución, en el cambio y sueño con eso, estudio para eso, lucho por eso... soy mis sueños. Hago malabares, en ocasiones pinto, parece que escribo, soy mi arte. Soy una persona muy intensa, para bien o para mal, aun que como dice Walas, soy reprimida a medias. Quiero ser feliz, no se de que forma, no la encuentro, pero vivo de la esperanza... y soy mis deseos. 
   Y hasta acá el panorama atenta con ser bueno, pero también somos seres complejos. Por ejemplo, aunque sea bastante social, hoy se me vio caminando con aires de vedette, camuflada de sarcasmo por la calle. Aunque tuviera un nudo en la garganta, los lentes tapaban mis ojos y los auriculares no dejaron de alimentar aquello que estaba por estallar en mi pecho. No se habría ocurrido que alrededor quizás existiera un alma capaz de ayudarme a dejarlo fluir, y no se me ocurrió. Sinceramente, aunque lo supiera, no me dejé llevar por miedo a que mis miserias queden en evidencia, ya que por estos días me parezco más a un fantasma que a otra cosa. 
   Aunque lo anterior demuestre que vivo acorazada, paso episodios de ansiedad que me invitan a chocar con muros más gruesos de los que un fantasma puede atravesar, y ya lo dijo Ambesi, la herida cierra pero la marca queda... me hubiese gustado desertar antes de que un abismo se abriera ante mi, pero se me rompieron los frenos casi cuando empecé a andar. Será tan cruel la realidad que me tendrá largas noches sin dormir, pero sigo acá y eso es lo importante aunque me cueste caminar tres veces más de lo que puedo.
   Soy así, y moriré resistiendo de pie, nunca cambie... pude haber sido más, pude haber sido y formado parte de cosas hermosas pero siempre me dieron captura antes de tiempo, y termine con un estante repleto de trofeos a esas corridas nocturnas con unas cuantas redes sobre mis sienes. Se que hay que brotar aunque sea en invierno, pero no voy a dejar de ser un bello recuerdo. 
   Soy lo que soy, y esto puede llegar a ser una breve descripción, o se puede tomar como una recopilación de frases de letras que alguien quiso dejar en este refugio deseando que estés bien en donde estés, personalmente creo... que todo esto es una locura. 



miércoles, 14 de septiembre de 2011

Mi cuerpo es débil
estalla en pedazos por pasión!
tu angustia, mis manos
dos fuerzas en pugna por surgir...

tormentas, estuarios



...mi alma y mi corazón
mi seguridad y mi valor...



sublime






...hay algo oculto en cada sensación...

martes, 13 de septiembre de 2011





Communication Breakdown, 
It's always the same, 
I'm having a nervous breakdown, 
Drive me insane!



caja musical

   Que alguna vez dio pasos más largos de los que sus piernas le podían permitir. Que cruzo más puentes de los que hubiese querido. Que siempre eligió el camino más largo. Que muy pocas veces el sol cegó sus ojos. Que alguna vez cayeron muros. Que muchas tormentas le robaron el hogar. Que le cantaba a los sueños perdidos. Que muchas verdades no tenían voz. Que casi siempre no fue nadie. Que en alguna ocasión le dieron cargos en la realeza. Que siempre fue lo mejor. Que a veces se convirtió en lo peor. Que tuvo que desenterrar y profundizar. Que siempre chocó contra el cielo. Que devaluaban sus canciones. Que alcanzó los extremos. Que muchas oportunidades no alcanzaba a ver los bordes. Que las estrellas brillan mejor en invierno. Que nunca pidió permiso. Que intentaba que los miedos no seduzcan. Que le abrieron ventanas. Que le cerraron puertas. Que le dijeron que era rock. Que tenia la actitud. Que le han quitado sus cuentos preferidos. Que le ha tocado resucitar. Que patinaba sobre el filo de la tentación. Que podía tener lo que quisiera siempre. Que nada es para siempre. Que siempre miraba a los ojos. Que la música eleva. Que a todos les gustan los fuegos artificiales. Que el silencio habla. Que la belleza existe. Que puede elegir. Que le roban decisiones. Que se aburre de lo mediocre. Que somos esclavos de nuestras palabras. Que el tiempo no se compra. Que sabe apagar incendios. Que asusta como los fantasmas. Que le habían construido estatuas. Que siente. 
   Que una noche de luna llena, abrió una caja llena de música. El lugar fue invadido por diversas melodías que le rememoraron una serie de certezas, los recuerdos de una vida regida por esas notas, canciones escondidas emergieron desde el fondo para que no se olvide que son más que un catálogo de sonidos, que ante todo a través de ellas puede sentir. 

lunes, 12 de septiembre de 2011

viernes, 9 de septiembre de 2011

jueves, 8 de septiembre de 2011

...en serio

   Hay que gente que vive la vida en serio, y gente que vive la vida seriamente. No es lo mismo. Hay que gente que invierte su tiempo quejándose y gente que hace que valga la pena. Hay gente que se considera uno más, y otros piensan que son parte de un todo. Voy a tomar la última frase para explicar el hecho de que, si somos parte de un todo y faltamos, ya no existe lo que antes conformaba, o queda incompleto, porque precisamente un todo lo es, únicamente si tiene todas sus partes. 
   Todos somos una pieza fundamental de alguna o varias estructuras... una familia, una sociedad, un grupo de amigos, un equipo de trabajo. El que vive la vida seriamente, ante la presión o el fracaso, se va a ver lejos de el objetivo que planteo y se va a ver negligente, se va a frustrar, va a caer en la innecesaria comparación con el resto para sentirse minúsculo; va a intentar superar el objetivo y probablemente lo logre, pero le va a costar mucho más, dado que va a tener que saltar más fuerte si es pequeño o si así se siente. El que vive la vida en serio se va a equivocar, y bastante, pero va a crecer ante cada fracaso y va a aprender, así que cuando intente superarse lo va a hacer tranquilo porque lo avala la seguridad y sabiduría de la experiencia. 
   Que no se nos olvide que somos parte de un todo, una de las posesiones más valiosas que tenemos es la memoria. Habré hablado antes de la igualdad y debo traer el tema a estas líneas... somos iguales, somos personas susceptibles de equivocarnos y el desafío natural no es dejar de errar, sino poder superarlo. Hoy en la calle, observé a cientos de personas atropellar a otras con un dejo de vana e inexistente superioridad en la mirada, adjudicándole de forma automática a otro ser el trato de cosa... acaso pensando que al otro no le duele? Todos sentimos, si te lastiman a vos o a mi, sangramos. Ni tenemos super poderes y vamos a lograr lo extraordinario, porque si te propones lograrlo, no entendiste nada; ni sos incapaz o inferior a nadie, que te presionen pero que no te achiquen, todos tenemos fortaleza y debemos usarla. 
   Extraordinaria es la mirada que esperas, y aunque la busques no la vas a encontrar hasta que decidan brindártela, sola va a llegar para dibujarte una sonrisa, satisfacción es la que sentís al taparte los oídos con una canción cuando estás entre medio de un montón de quejas, tiempo valioso es el que pasas haciendo lo que elegiste aunque no sea serio, lo importante es que te lo tomes en serio, sin traicionar tus ideales. 
   Repasemos: lo importante es sentir. Así, sin vueltas. De modo que vivir seriamente quizás no nos ayude demasiado. No estoy fomentando la irresponsabilidad, estoy estableciendo prioridades. El que vive seriamente seguro no va a entender mucho de lo que digo, pero lo puedo demostrar simplemente llamando a la memoria, e invitando a recordar el más rutinario de los días atravezado por algunas palabras, una risa, una canción, una mirada o un beso, que valió más que el día entero... sentir depende de nosotros. Tendremos que desear y expresar, acumular y así, desbordar de deseos y estallar los sentidos... si otros brazos los pueden contener, quizás descubramos lo extraordinario. 

miércoles, 7 de septiembre de 2011

lunes, 5 de septiembre de 2011

set me free again




You keep alive a moment at a time
But still inside a whisper to a riot
To sacrifice but knowing to survive
The first to climb another state of mind
I'm on my knees, I'm praying for a sign
Forever, whenever
I never wanna die
I never wanna die
I never wanna die
I'm on my knees
I never wanna die
I'm dancing on my grave
I'm running through the fight
Forever, whenever
I never wanna die
I never wanna leave
I never say goodbye
Forever, whenever
Forever, whenever




   Habitaba tierras áridas y hostiles, desde pequeño, fue sometido a una vida que no le daba oportunidad al progreso, el suelo temblaba y no era fértil. Sobrevivía a diario a diversos maltratos, que les era propinados por algunos terroristas emocionales, que inmolaban sus esperanzas de encontrar un mundo distinto, a veces a patadas y veces de un soplido, con el fin de conservarlo cerca en ese desierto en donde podrían seguir bebiendo las gotas de su frente. 
   Su cuerpo comenzó a desgastarse, la carencia de energía dejó en evidencia la necesidad imperiosa de recibir algo de lo que durante aquellos años fue cediendo o quizás le fue arrebatado. Afuera crecía un pueblo y la realidad golpeaba abriendo la piel para dejar heridas y cicatrices por dentro, allí donde gobernaba el vacío. Las paredes estaban por derrumbarse y quiénes debían apuntalarla jugaban con cartas apostando días ajenos. 
   Decidió tomar distancia e irse a dónde el silencio no hiciera eco, intentó cruzar varios puentes y  nutrirse para obtener las fuerzas necesarias para crear su hogar. Llegó a a un lugar sin cráteres en el piso y con las maderas de su antigua casa, construyó las bases de la nueva. Se dedicó a la carpintería, y pudo conocer un  pueblo nuevo, que le proveía las maderas con las que construiría el hogar propio y de tantos otros que podrían  disponer del abrigo de su calidez. 
   Parece haber alcanzado algo importante, logró superarse y generar algo propio. Esta mañana como tantas otras mis pies caminaron a dónde se encuentra aquel carpintero. Se estaba limpiando algunas de las heridas que todavía no logran cicatrizar. Ahora la situación se ha invertido, afuera la realidad contiene un interior abatido y lo que golpea es más que un músculo al pecho cansado de sobrevivir a una verdad. Especula con la  idea ficticia de regresar en el tiempo para desactivar bombas que ya han destruido. 
   Esta mañana me acerqué a regalarle madera, para apuntalar esas bases débiles. Me paré frente a él para demostrarle que no existe un tiempo específico, no existen edades, no existen distancias, verdades, tormentas, desiertos... no existen padres o hijos, esta mañana fuimos dos almas con lo único que se necesita. 





viernes, 2 de septiembre de 2011



y vi lo quieto que estaba quieto

tocando el arpa hoy

despertate no estás muerto

noe esperes, nooooo



dale!